Seleccionar página

Nuevas formas para nuevos tiempos. Es es la lógica que hay detrás de esta Guía de Transformación Digital de nuestro CEO Juan Rivera. Y no lo hace desde la soberbia del que tiene la clave, sino desde la experiencia de haber sido parte de algunas Multinacionales y darse cuenta que es necesario hacer cambios.

 

¿Qué nos está ocurriendo?

 

«La Transformación Digital de la que tanto hablamos, en realidad es una llamada de atención y una oportunidad.»

Recuerdo una ocasión en la que fui premiado como el mejor ejecutivo de ese año gracias a mi trabajo liderando varios países de la región para la empresa multinacional en la que trabajaba.

Uno de los reconocimientos que recibí, fue una carta que el presidente de la compañía envió a mi casa, dirigida a mi familia, reconociendo y agradeciendo el apoyo que me habían brindado durante ese tiempo.

Lo que no sabían en mi empresa, y probablemente tampoco les importaba, es que esa carta la leí yo solo, ya que me había separado tres meses antes, debido a que mi trabajo consumió todo mi tiempo.

Este hecho me impactó profundamente y me sirvió para entender en propias carnes que hace mucho tiempo que cruzamos los límites. Me sirvió para darme cuenta que los procesos de transformación actuales que demandan las personas (los milenials, por ejemplo), la sociedad y la economía mundial no son solo un cambio para adaptarse a los nuevos tiempos.

Ese hecho fue un jarro de agua fría muy doloroso y que agradezco profundamente, pues me sirvió para entender que la Transformación Digital de la que tanto hablamos, en realidad es una llamada de atención y una oportunidad para que no olvidemos que hacemos negocio entre seres humanos, con todas las consecuencias que esto conlleva.

 

Estructuras pesadas, muy jerarquizadas y altos niveles de desgaste

 

«Si aún crees en los modelos tradicionales y jerárquicos, es probable que tu organización pertenezca al grupo del 40% de las empresas actuales que desaparecerán de aquí al 2020.»

En mis más de 20 años de experiencia en tres de las principales empresas que marcan tendencia en el mundo de la tecnología, he podido conocer desde las grandes computadoras que ocupaban cuartos enteros hasta las que hoy caben en la palma de la mano.

Aun recuerdo cuando para instalar un computador debíamos ser varios ingenieros que tenían funciones específicas, ahora hasta mis hijos pequeños saben instalar cualquier aplicación.

En todos estos años, me ha tocado lidiar con varios países al mismo tiempo, dirigiendo equipos de trabajo distribuidos por Latinoamérica y Europa, y sin los avances actuales y el cambio cultural de la industria esto habría sido muy difícil.

Sin embargo, aún vemos empresas que tienen pesadas estructuras de oficinas, con personal que está todo el día en estas oficinas y donde el cliente a menudo queda en segundo plano por las innumerables reuniones internas que muchas veces son perjudiciales para una atención eficiente y rápida.

Y para contrarrestar estas situaciones, se ejercen presiones para alcanzar objetivos que no responden a la realidad, ya que se comparan con otras organizaciones menos rígidas y mejores adaptadas al mundo actual.

Por lo que si aún crees en los modelos tradicionales y jerárquicos de las organizaciones, es probable que tu organización pertenezca al grupo del 40% de las empresas actuales que desaparecerán de aquí al 2020.

 

Nueva Era

 

«Si como CEO de la organización o persona con alguna posición relevante no estás fomentando y proponiendo el cambio, deberías empezar a preocuparte.»

Nadie duda que vivimos una Nueva Era marcada por dos factores: internet y la tecnología. Avances que nos han permitido crear comunidades más grandes y que van más allá de las fronteras físicas entre países.

Nunca como hoy se ha compartido tanta información, hasta el punto de que los clientes pueden llegar a saber tanto o más que las propias organizaciones a las que compran sus productos o servicios.

Por ello, debemos involucrarnos en esta revolución desde el principio. El cambio del mercado está sucediendo día a día, frente a nuestros ojos y si como CEO de la organización o persona con alguna posición relevante no estás fomentando y proponiendo el cambio, deberías empezar a preocuparte.

Esta realidad requiere de nuevas estrategias y de nuevas herramientas. Hablamos de Inteligencia Artificial, de Internet de las Cosas, de Big Data o de Ciberseguridad. En definitiva, de Transformación Digital y de Revolución Industrial 4.0.

Pero no podemos olvidarnos, que todo son herramientas y que detrás de todas ellas, sigue habiendo personas.

 

—————-

Este es un estracto de la introducción de la Guía de Transformación Digital de Juan Rivera. Muy pronto verá la luz y podrá ser descargada. Si quieres ser el primero en recibirla en tu correo, solo tienes que escribirnos y enviarnos tu nombre y el motivo por el que estás interesado en este tipo de contenidos.